¿Mil ideas en la cabeza?
3 pasos para ordenarlas

  Tiempo de Lectura: 2'


Inicia el 2020 y mi cabeza da vueltas y vueltas con un montón de ideas que quiero llevar a cabo. Algunas están relacionadas, otras, para llevarlas a cabo, precisaría de un doble. 

Si les pasa lo mismo que a mí, tengo un truco que me ayuda muchísimo. Le pongo fechas.

Cuando estoy con muchas ideas al punto de que no me dejan dormir, las escribo en una planilla (en cualquier lugar sirve sólo que yo soy fanática de las hojas de cálculo) y empiezo a desarrollarlas de la siguiente forma:

1. Escribo todo lo que pienso, sin importar que parezca una locura o que esté mal redactado, sólo la idea en bruto.

2. Luego de que tenga todas escritas, veo si alguna se repite de alguna forma, para ello pienso en el propósito de esa idea y voy armando una columna con la idea y la otra con el propósito.

3. Finalmente, veo con qué ideas puedo iniciar ahora, si hay algunas que se puedan llevar en paralelo y les pongo fecha de inicio y fecha tentativa de fin. 

Como verán aquí no sé cuánto me tomará la idea, pero si cumplirá el objetivo de organizar la cabeza y enfocar en lo que puedo y elijo hacer ahora, sin sentir que perderé las otras ideas de vista. 

Esto lo hago con todas mis ideas, sean personales, de trabajo, proyectos aleatorios, etcétera. Las ideas las tomo como pensamientos, es decir, para mí una idea es empezar a comer más sano, viajar a la Patagonia, investigar sobre una nueva herramienta para facilitar algún análisis de datos que esté haciendo en el trabajo, leer un libro en inglés, cualquier cosa que esté pensando y que involucre un proceso en mi para lograrlo. 

Luego, hay dos pasos extra que los hago porque soy obsesiva, y los comparto por si alguno le suma:

4. Como ya conozco mis tiempos, separo mis ideas por trimestres y trato de no llevar a cabo más de tres ideas a la vez en paralelo con mi rutina. 

5. Como agrego ideas con frecuencia, al cierre de un trimestre reviso si hay ideas que quisiera replantear antes de llevarlas a cabo o de plano ya no están en mis planes. Cuando dejan de estar en mis planes, no las elimino, las agrego a otra lista que llamo, "para ver más adelante" (por las dudas).

Siempre busco que cada idea que elija llevar a cabo sume en mis objetivos de año, así sea orientada al trabajo, familia, o lo que sea. Somos seres integrales, si lo que hacemos no nos suma como personas integrales, al final no sentiremos una satisfacción real del logro.

Mi recomendación es siempre darle una perspectiva que sume a nuestro desarrollo personal, algunas serán más fáciles de ver, otras más rebuscadas, pero si le encontramos ese valor, todo lo que hagamos nos hará sentir bien con nosotros mismos.

Por Yerimar Noguera


Compartir

Ya estamos planificando el año
¿Y si lo planificamos juntos?